Algunas características de la comunidad sorda

Introducción a la comunidad sorda y sus características:

Empezaremos por desterrar un mito bastante común para aquellos que pueden oír: la persona que no oye se denomina comúnmente sordomuda.

Esta afirmación no es del todo verdadera. Si bien es verdad que una persona que no oye es sorda, no tiene por qué ser muda, puesto que sus cuerdas vocales siguen intactas y puede emitir sonidos. El problema está en que no recibe su propia voz, por lo que suele preferir no hablar a no ser que sea estrictamente necesario, dado que en ocasiones su voz puede sonar algo estridente para las personas oyentes, incluso molesta. Este hecho se puede erradicar si desde que se diagnostica la sordera en la niñez se aplica en la escuela una enseñanza bilingüe, esto es: lengua oral y lengua de signos. De esta forma el niño sordo se podrá integrar en la sociedad oyente sin ningún problema.

Otro mito o error muy común es denominar la Lengua de Signos como Lenguaje de Signos.

El lenguaje es la capacidad humana de poder expresarse, pero no se concreta en ningún código ni tiene reglas a las que acatar, mientras que la lengua sí que dispone de los mismos. Por lo tanto, si nos atenemos a esto, el nombre correcto es Lengua de Signos.

Siguiente mito: La Lengua de Signos es universal.

Podríamos hacer una comparación para hacer ver la equivocación:

La Lengua de Signos es la lengua que utilizan aquellas personas sordas globalmente, como el castellano se habla en España y el catalán en los países catalanes. Ahora bien, tanto el catalán como el castellano tienen sus propios dialectos porque los hablantes no gozan de proximidad entre sí, por lo que han desarrollado su propia variante comunicativa. Esto mismo sucede con los hablantes de Lengua de Signos, con el añadido de que durante muchos años ha estado prohibida por considerarse de bajo nivel cultural usarla.

Por ejemplo, en España existen dos variantes de Lengua de Signos: la catalana y la española, parecidas entre sí en un 70%.

Dejando de un lado todos estos mitos, hay que tener en cuenta que las personas sordas han desarrollado un gran orgullo por ser lo que son, aunque siempre hay excepciones, como en todos los casos. Si nos ponemos en su situación y pensamos en el estrés que viven diariamente al estar en un mundo en el que lo único que ven son personas que mueven los labios pero que para ellos no transmiten ningún mensaje, veremos lógico que tengan la necesidad de agruparse en Asociaciones, Federaciones y Confederaciones, donde pueden liberarse de todas las tensiones. Como más importantes podemos destacar a nivel nacional la Confederación de Sordos de España y a nivel autonómico, FESOCA (Federación de personas Sordas de Cataluña).

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s